NOROESTE DE MADRID

Spread the love

rita-barbera

© Proporcionado por Zeta Digital S.L.U

Las redes sociales bullen con Rita Barberá

No hay paz que valga en Twitter, ni broma por hacer. Los tuiteros no descansan en su afán para sacar punta a los diferentes escándalos, anécdotas divertidas o cualquier tema que se precie. Desde este miércoles la reina de internet es Rita Barberá, envuelta en plena polémica por su dimisión a medias y la refriega política. Imágenes, ‘hashtags’ -como #RitaSeFuerte, en alusión a las palabras de Mariano.

Rita Barberá ha solicitado formalmente su baja en el PP después de pedírselo la dirección del partido, pero retendrá el escaño en el Senado. Tras día y medio de intensas negociaciones con ella, Barberá ha hecho público un comunicado en el que expresa su voluntad de “NO DIMITIR del Senado y de permanecer en él, tal como me ampara la Ley porque de lo contrario podría entenderse como una asunción de culpabilidad”. [lea en PDF el comunicado].

El desenlace llega un día después de conocerse la decisión del Tribunal Supremo de investigarla por supuesto blanqueo de dinero por parte del grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia cuando era alcaldesa de esta ciudad.

Barberá pide la baja, explica, “porque así me lo ha solicitado el Partido y con ello, además de dar una muestra de mi entrega a él, evito que nadie se ampare en mí para responsabilizarme de cualquier perjuicio o para esconder sus resultados políticos y electorales”.

Sigue aforada en el Supremo

Añade que se trata de una “muy dolorosa decisión”, pero de este modo podrá “actuar en plena libertad sin estar sometida a disciplina alguna para ejercer mi defensa”. Para la ex alcaldesa siempre ha sido una prioridad seguir aforada en el Supremo. Por ello no ha accedido a abandonar el escaño. Esta decisión -renunciar a la militancia pero no al acta en la Cámara Alta- la obliga ahora a dejar la disciplina del Grupo Popular y pasar al Grupo Mixto.

La dirigente también sostiene en el texto que ha hecho público que seguirá trabajando “con más fuerza si cabe por mi tierra, que es más que Valencia, porque es España. Esa España democrática, libre y constitucional que la mayoría deseamos”.

Barberá ha sometido a su partido a una grandísima tensión en las últimas horas por su resistencia a dimitir y por su negativa absoluta a dejar el escaño. A mediodía de hoy Génova le ha dado un ultimátum y, si no anunciaba su renuncia a la militancia esta misma tarde, estaba previsto convocar un Comité de Derechos y Garantías para expulsarla.

La marcha de la ex alcaldesa de Valencia, que ha sido un símbolo del PP, al Grupo Mixto del Senado supone una noticia de enorme impacto en la organización, impensable hace sólo unos años.