La Inteligencia Artificial al servicio del diagnostico precoz del Parkinson

AYUNTAMIENTO LAS ROZAS NUEVO SISTEMA DE PAGOS

Ditengloves es el nombre del innovador producto que ha creado la empresa Ditengen, especializada en biotecnología y con sede en Villena.

Se trata de unos guantes inteligentes que incorporan sensores y algoritmos de inteligencia artificial capaces de analizar los movimientos de las manos y detectar signos de Parkinson u otras enfermedades neurológicas.

El proyecto surge como una solución para facilitar el diagnóstico precoz de estas patologías, que actualmente requieren largas esperas y pruebas costosas.

Además, los Ditengloves permitirán a los médicos ajustar mejor la dosis y el tipo de medicación a cada paciente, mejorando así su calidad de vida.

Este dispositivo no solo representa una herramienta de diagnóstico, sino también una puerta de entrada a un futuro de tratamientos personalizados y una atención médica más eficiente. Para ello, la inteligencia artificial y el machine learning juegan un papel fundamental en el software de este dispositivo, una tecnología que permitirá a los profesionales del futuro determinar si un paciente que presenta un temblor en sus manos tiene Parkinson, temblor esencial, una hernia o hipertiroidismo, entre las al menos quince causas con las que un temblor puede presentarse en los pacientes.

REVISTA BER, TU REVISTA

MENSUAL Y GRATUITA JUNTO AL PERIODICO ACTUALIDAD BOADILLA.

ESPACIOS PUBLICITARIOS PARA EMPRESAS Y NEGOCIOS DISPONIBLES.

¡LLÁMANOS Y TE CONTAMOS!

608 971 742

REVISTA BER EL MEJOR ESCAPARATE PARA LAS EMPRESAS DE MADRID

Lo que distingue a este guante es su capacidad para ofrecer recomendaciones basadas en el diagnóstico. Al utilizar un algoritmo matemático, la herramienta sugiere pruebas específicas, como análisis de sangre, electromiogramas, resonancias magnéticas cerebrales y pruebas de medicina nuclear. Además, el guante evalúa la influencia de los medicamentos en el temblor, proporcionando una guía valiosa para el tratamiento.

«Esta diferenciación ha sido posible gracias a que hemos ido alimentando el algoritmo con datos de forma casi diaria. Hay tipos de Parkinson que aparecen sin demencia y algunos que tardan años en manifestarse y muchos doctores no tienen toda la calidad en sus consultad para detenerse paciente por paciente consultándole si se marea cuando se pone de pie o su sufre de disfunción eréctil. Los médicos no somos máquinas y la medicina está cada vez más especializada y nos está llevando hasta aquí. Debemos empezar a poder basarnos en procesos matemáticos que nos recuerden que prueba hemos de pedir o que nos avise de que quizás nos estamos pasando de dosis con un fármaco».

Detección temprana

La detección temprana del Parkinson es crucial, ya que el diagnóstico actualmente demora hasta tres años, según explica el doctor Hernández. Esto se debe, en parte, a la escasez de especialistas y a las largas listas de espera que enfrentan los pacientes en toda Europa. La pandemia, además, ha exacerbado la situación, con la retirada prematura de muchos médicos del sistema de salud público.

La ambición del equipo va más allá de la detección y diagnóstico. José Javier Hernández señala que ahora mismo lo que busca el equipo es ser capaz de generar una plataforma de inteligencia artificial globalconectando miles de guantes en clínicas y pacientes de todo el mundo para crear «gemelos digitales» que permitan personalizar los tratamientos.

Este enfoque pionero podría optimizar el gasto sanitario y mejorar la calidad de vida de los pacientes. «Si encuentras a ese gemelo, que tiene las mismas características y la misma enfermedad que tú, los médicos serán capaces de ponerte un tratamiento que sea el que más se ajuste a ti y te están garantizando que vas a tener mayor calidad de vida, simplemente porque ya saben como van a reaccionar. Además, nos permite saber qué fármaco funciona mejor y cuál es más barato, por lo que se reduciría el gasto sanitario. El futuro de la seguridad social debe pasar por aquí».

Aunque la tecnología aún se encuentra en fase de ensayo clínico, el equipo ha enfrentado desafíos financieros, pero confían en el apoyo para llevar esta innovación al siguiente nivel. La búsqueda de fondos no solo representa la culminación de años de investigación y desarrollo, sino también la oportunidad de situar a España a la vanguardia mundial en el campo de la inteligencia artificial aplicada a la salud.

El guante desarrollado por el doctor José Javier Hernández y su equipo no solo representa un avance significativo en la detección temprana del Parkinson, sino que también señala el potencial de la inteligencia artificial para transformar la medicina personalizada y mejorar la eficiencia en el sistema de salud. Este proyecto no solo es un logro científico, sino un paso hacia un futuro más prometedor para aquellos afectados por enfermedades neurológicas.

Comparte la noticia

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.