Un experto del CSIC explica por qué la vacuna española no llegará tarde

Comunidad de Madrid
Comparte la noticia

Vicente Larraga es uno de los mayores expertos de España en el desarrollo de vacunas. Trabaja en el Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB-CSIC), que está desarrollando una de las vacunas españolas contra el coronavirus, que prevé terminar, si todo va bien, a finales de este añoEn una entrevista en El País, ha detallado los avances del suero español.

Preguntado por los avances de la vacuna que está desarrollando su departamento, Larraga confirma que todo sigue el “calendario previsto”. “Queremos estar terminando la fase III a finales de año. Ahora estamos terminando la fase preclínica. Tenemos que demostrar que en modelos animales inducimos protección”, comenta.

Los ensayos no serán en España

Respecto a los ensayos, detalla que no serán en España, debido a que ya habrá mucha gente vacunada cuando comiencen: “Tendremos que buscar en países de África, Latinoamérica o el sureste asiático, donde todavía circule el virus y haya muchas personas sin vacunar”. Larraga afirma que la vacuna española no llega tarde, a pesar de que ya se estén inoculando otras dosis: “Con las vacunas es difícil llegar tarde, porque las enfermedades no se acaban. Se acaba con la epidemia, pero no con la enfermedad. Si las nuevas vacunas tienen mejores condiciones, ya sean de distribución, eficacia o efectos secundarios, serán útiles y probablemente se acabarán imponiendo sobre las primeras”, explica.

La “distribución”, elemento diferencial de la vacuna

En este sentido, indica qué puede aportar diferente una vacuna como en la que está trabajando: “La distribución. Como es una vacuna de ADN, puede resistir a temperatura ambiente un tiempo. Como mucho, necesita una nevera normal y corriente. Y esto puede ser muy útil porque seguramente tendremos que estar conviviendo con las vacunaciones al menos dos o tres años”.

La paralización de la vacuna de Janssen

El investigador del CSIC, en la citada entrevista, también se ha referido a la paralización de la administración de la vacuna de Janssen en Estados Unidos que ha provocado que la compañía pause las entregas en Europa. Según Larraga, es necesario “investigar” porque “no puede ser casualidad una repetición con dos vacunas similares”. Sin embargo, cree que se está “sobreactuando” con la paralización: “El principio de precaución está muy bien y hay que usarlo, pero es un equilibrio, no te puede llevar a la inmovilidad”.

Por eso, el experto apuesta por seguir vacunando: “Es mucho más peligroso no vacunarse. No creo que haya tiempo suficiente para que se encuentre una explicación científica a los trombos”, indica, aunque sí matiza que “habría que investigarlo para encontrar alguna asociación con alguna condición o características de los pacientes que los han sufrido”.

La segunda dosis de AstraZeneca

Sobre el suministro de la segunda dosis a las personas ya vacunadas con AstraZeneca, Larraga cree que “no tiene por qué haber dificultad grande en usar otro tipo de vacuna”, pero advierte que para los científicos sería “duro” porque “no se ha probado previamente”. Añade, eso sí, que si la persona ya inoculada con el suero de la farmacéutica anglo-sueca no tiene miedo, debe ponerse también la segunda dosis. “No hay ningún problema”, agrega.

“La vacuna te va a salvar a la vida”

Por último, Larraga ha comentado el “exceso de información” que hay en torno a las vacunas, lo que provoca confusión la población. “Hay un exceso de visibilidad. Muchas veces no refleja la peligrosidad real de un fármaco. Los hay mucho más peligrosos y la gente se los toma con una fruición que les falta mojar”, asegura, para terminar enumerando los beneficios de la vacuna: “A la gente le van a poner una cosa que le va a salvar la vida, no va a ir a un hospital ni va a entrar en la UCI”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.