Boadilla destinó 116.360 euros en 2016 a ayudas de emergencia social

Spread the love

El Ayuntamiento pondrá en marcha un nuevo Servicio de Orientación Psicológica en situaciones de crisis y otro de Intervención Socioeducativa para el Apoyo Social

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha destinado en el año 2016 116.360 euros a prestaciones de carácter económico para situaciones de especial necesidad, un total de 362 ayudas, tal y como queda recogido en la Memoria 2016 que ha sido presentada hoy en una reunión  que el alcalde, Antonio González Terol, y la primera teniente de alcalde y concejal de Servicios Sociales, Susana Sánchez Campos, han mantenido con los técnicos, trabajadores sociales, educadores y personal administrativo de la Concejalía.

El presupuesto destinado a este concepto ascendía a 210.000 euros pero la estabilización en el número de demandantes de ayudas y la mejora en el mercado laboral han permitido que no haya sido necesario agotar la partida. Las ayudas son concedidas conforme al baremo fijado en la ordenanza municipal de ayudas de emergencia social, previa valoración e informe del equipo técnico de la Concejalía.

Por tipología, el mayor número de ellas corresponde a ayudas de vivienda, un 37,41% del total. Estas cubren los conceptos de vivienda, fianzas, alquileres y gastos corrientes derivados del mantenimiento y conservación de la vivienda en las condiciones mínimas de salubridad e higiene.

En segundo lugar se sitúan las ayudas familiares (35.966,21 euros) que representan un 30,91% del porcentaje total del gasto frente al 24,13 % del año previo. Su objetivo es el de apoyar a procesos de integración social y prevención de situaciones de riesgo que afecten a personas o grupos familiares.

A becas de comedor se ha destinado en 2016 un presupuesto de 16.041,17 euros (un 13,78% del gasto) y a becas de Escuela Infantil 10.158 (un 8,73%).

Por su parte, 63 menores de 35 familias de Boadilla se han beneficiado en 2016 del Programa de Ayuda de Lucha contra la Pobreza Infantil como parte del convenio que suscriben anualmente la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos de la región.

El Ayuntamiento ha triplicado desde 2012 el presupuesto destinado a Ayudas de Emergencia Social por la situación de vulnerabilidad social que han experimentado algunos vecinos por efecto de la crisis económica, en especial en el período 2011-2014. El presupuesto asignado a este concepto en los cinco últimos años ha sido de 873.855 euros, gracias a los cuales ha sido posible conceder 2.602 ayudas.

En el último año se ha incrementado más de un 50% el  número de usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio al pasar de las 47 personas de 2015 a las 72 de 2016. El presupuesto destinado a este concepto se ha visto también incrementado pasando de los 76.239 euros gastados en 2015 a los 94.363 euros del siguiente ejercicio.

Más conflictos familiares

Durante 2016 se ha intervenido con 1.402 usuarios, en contraste con los 1.312 de 2015 y el número de expedientes iniciados ha sido de 476 frente a los 450 del año previo. En paralelo a una reducción en la demanda de ayudas de carácter económico se ha producido un incremento en los conflictos de carácter familiar. Si en 2015 las intervenciones atendidas en esta categoría representaban un 34,5% del total, en 2016 este porcentaje se incrementa hasta un 43,5%.

Los conflictos asociados a una alta desestructuración familiar dan lugar a situaciones de gran precariedad social. Por este motivo, la Concejalía de Asuntos Sociales va a poner en marcha este trimestre un nuevo Servicio de Orientación Psicológica en situaciones de crisis y un segundo de Intervención Socioeducativa para el Apoyo Social al Menor.

Ambos recursos serán de gran utilidad para el programa de Convivencia Familiar y Apoyo Social al Menor que tiene como objetivo la atención e intervención social con familias en las que existen menores en situación de dificultad social, ya sea por razones económicas, sociales o culturales.

Mejora en los servicios

Los proyectos más destacados que se han puesto en marcha en 2016 han sido el servicio de atención postemprana del Centro de Atención Temprana Carolina Juzdado y la aprobación de dos nuevos contratos para la organización de actividades de ocio dirigidas a personas con diversidad funcional, el primero, y de teleasistencia para personas no dependientes, el segundo.

En los primeros tres meses de trabajo,  el nuevo servicio de atención postemprana cuenta ya con una veintena de menores de entre 6 y 18 años que reciben atención individual o en grupo por motivo de discapacidad, dificultades de aprendizaje o retraso en alguna de las áreas del desarrollo (cognición, lenguaje, sociabilidad y autonomía)

En lo relativo al contrato de actividades de ocio para personas con diversidad funcional, gracias al incremento en el presupuesto ha sido posible poner en marcha nuevos grupos de edad de las actividades que ya se venían impartiendo como teatro, fútbol sala, deporte de integración, nuevas tecnologías y ocio sin barreras e incluir  nuevas disciplinas como yoga, cocina, pintura y manualidades y danza.

Por su parte, gracias al nuevo contrato de teleasistencia cerca de cien personas no dependientes se benefician ya de este servicio. La ampliación a 300 del número de terminales permitirá que todos los demandantes que cumplan los requisitos del Baremo Técnico de Valoración de Teleasistencia tengan acceso al servicio.

Estos nuevos terminales son financiados íntegramente por el Consistorio, a diferencia del cupo fijado por la Comunidad de Madrid en el Convenio Marco para el Desarrollo de los Servicios Sociales de Atención Primaria, por el que el Gobierno regional financia el 75% del servicio y los ayuntamientos el 25% restante siendo el servicio gratuito para los usuarios. En Boadilla 111 personas dependientes se benefician de este servicio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.